• 616.775.506
  • daleth@asociaciondaleth.com

…. aburrimiento mortal

…. aburrimiento mortal

(…)  Finalmente, el Maestro Hora hace reflexionar a Momo sobre la existencia de una enfermedad que ha atacado a los seres humanos, la cual “al principio apenas se nota” .

Un día ya no se tiene ganas de hacer nada.

Nada le interesa a uno, se aburre. Y esa desgana no desaparece, sino que aumenta lentamente. Se hace peor de día en día, de semana en semana.

Uno se siente cada vez más descontento, más vacío, más insatisfecho con uno mismo y con el mundo. Después desaparece incluso este sentimiento ya no se siente nada. Uno se vuelve totalmente indiferente y gris, todo el mundo parece extraño y ya no importa nada. Ya no hay ira ni entusiasmo, uno ya no puede alegrarse ni entristecerse, se olvida de reír y llorar. Entonces se ha hecho el frío dentro de uno y ya no se puede querer a nadie.

Cuando se ha llegado a este punto, la enfermedades incurable. Ya no hay retorno. Se corre de un lado a otro con la cara vacía, gris, y se ha vuelto uno igual que los propios hombres grises. Se es uno de ellos.

Esta enfermedad se llama aburrimiento mortal.” (…)

“MOMO” . Michael  Ende

 
Ainhoa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: